Cuidado de las prendas

  • Lavar a mano y con agua fría.
  • Separar las prendas por color.
  • No usar secadora.
  • No dejar en remojo las prendas.

Los linos pueden lavarse a mano o en lavadora, pero, en cualquier caso, hay que hacerlo con agua fría o a muy baja temperatura, porque esta fibra con el calor puede encoger y deformarse. Si se opta por el lavado a máquina, elegir un programa corto y evitar el centrifugado.

Si tienes alguna duda, halza dejando un comentario mas abajo. 

Dejar un comentario